martes, 29 de septiembre de 2015

Halloween 2015

Halloween es una fiesta celta que se celebra en la noche del 31 de Octubre. Sus raíces se vinculan con el Samaín celta y con el Día de Todos los Santos
Los  celtas creían que la línea que une a este mundo con el mundo de los muertos  se estrechaba con la llegada del Samhain, permitiendo a los espíritus (tanto benévolos como malévolos) pasar. Los ancestros familiares eran invitados y homenajeados mientras que los espíritus dañinos eran alejados. Se cree que el uso de trajes y máscaras se debe a la necesidad de ahuyentar a los espíritus malignos. Los irlandeses se llevaron esta tradición a América del Norte cuando emigraron, siendo actualmente Estados Unidos uno de los centros de cebración de dicha festividad. Empezaron  a tallar calabazas  inspiradas en la leyenda de «Jack el Tacaño».
TRUCO O TRATO 

Originalmente el truco o trato (en inglés «Trick-or-treat») era una leyenda popular de origen celta  según la cual no solo los espíritus de los difuntos eran libres de vagar por la Tierra la noche de Halloween, sino toda clase de entes procedentes de todos los reinos espirituales. Entre ellos había uno terriblemente malévolo que deambulaba por pueblos y aldeas, yendo de casa en casa pidiendo precisamente «truco o trato». La leyenda asegura que lo mejor era hacer trato, sin importar el costo que éste tuviera, pues de no pactar con este espíritu él usaría sus poderes para hacer «truco», que consistiría en maldecir la casa y a sus habitantes, dándoles toda clase de infortunios y maldiciones como enfermar a la familia, matar al ganado con pestes o hasta quemar la propia vivienda. Como protección surgió la idea de crear en las calabazas formas horrendas, para así evitar encontrarse con dicho espectro (y con el tiempo, debido a la asociación mental entre el espíritu y las calabazas el nombre de este sería dado a ellas, que es como son conocidas hoy día cuando llega esta fiesta).


En la actualidad, los niños se disfrazan para la ocasión y pasean por las calles pidiendo dulces de puerta en puerta. Después de llamar a la puerta los niños pronuncian la frase «truco o trato». Si los adultos les dan caramelos o cualquier otro tipo de recompensa, se interpreta que han aceptado el trato. Si por el contrario se niegan, los chicos les gastarán una pequeña broma. 

Ya sabéis en nuestra tienda online http://www.planetadisfraz.com/  tenemos todos los disfraces y complementos para disfrutar de un terrorífico y divertido Halloween.